IMPORTANCIA DE LAS BEBIDAS ISOTÓNICAS, GELES Y BARRITAS ENERGÉTICAS


Foto: Ricardo Sánchez Baamonde
Se ha puesto muy moda ver a los deportistas de élite que en las diferentes disciplinas durante el ejercicio intenso están consumiendo algún tipo de líquido energético o las famosas barras energéticas.

Si bien es cierto una correcta alimentación e hidratación todos los días es suficiente para mantenernos sanos y fuertes para realizar cualquier actividad física por más intensa que sea.
Pero hoy en día no es muy común tener una correcta alimentación, ya sea por el trabajo o los horarios universitarios que nos obligan a comer rápido, eligiendo lo primero que veamos o podamos comer, al no dedicarle tiempo a tener una dieta balanceada, pasamos por alto la cantidad de carbohidratos y proteínas que no le estamos dando a nuestro cuerpo, y claro eso afecta en el rendimiento de la práctica deportiva intensa. Los niveles de glucosa no son los adecuados lo cual nos hace sentir cansados, fatigados, el cuerpo no logra reponerse de manera normal e incluso llegamos a sufrir los tan molestos calambres mientras nos ejercitamos o poco después de haber concluido.

Para todo eso hay solución, la industria deportiva ha volcado todo su potencial hacia aquello, poniendo en el mercado una infinidad de productos energéticos compuestos de hidratos de carbono, proteínas, y minerales, lo cual nos permite compensar.


Hay desde bebidas isotónicas y geles energéticos que son más líquidos, hasta productos más sólidos como lo son las barritas energéticas, estas últimas son ideales para la recuperación de los músculos después de una intensa practica deportiva ya que se componen también de proteínas.


Cada una tiene una función y composición diferente, y vamos hablar de ello.


Bebidas isotónicas

Son bebidas que básicamente contienen agua, hidratos de carbono y electrólitos, y juegan un rol decisivo para cualquier deportista en la actualidad, en especial para aquellos que se ejercitan durante horas.
Se sabe que con el sudor de una jornada intensa no solo se pierde agua sino que también se pierden muchos minerales esenciales (electrólitos), con lo cual el cuerpo sufre una caída abrupta en el rendimiento físico por deshidratación, además de las famosas fatigas musculares (calambres) que se producen debido a la pérdida de minerales esenciales como el sodio, potasio y magnesio.

Es importante consumir este tipo de bebidas isotónicas que no solo contrarrestan la deshidratación, sino que al contener glucosa también ayuda a mantener los niveles de energía óptimos para poder continuar con el ejercicio físico intenso.


En el mercado hay una infinidad de marcas que ofrecen bebidas isotónicas, pero no siempre son la mejor alternativa ya sea por costos, o por la calidad del producto y no porque no contengan los suficientes electrólitos para reponer, sino porque el 99% usan colorantes, esencias, azúcares y sales refinadas, y eso hace que sus productos no sean los ideales.

Aquí te ofrecemos una alternativa de calidad más natural y de menor costo para que la prepares desde la comodidad de tu casa y con los ingredientes de tu elección: CÓMO HACER UNA BEBIDA ISOTÓNICA CASERA.



Geles energéticos

Contienen hidratos de carbono al igual que las bebidas isotónicas, su textura es gelatinosa como bien lo dice su nombre, la diferencia está en que estos en gran porcentaje están compuestos de glucosa y muchos son de absorción rápida, al ser más líquidos el cuerpo los asimila de mejor manera, más rápido, y resultan ideales para recibir un "shootaso" de energía en ciertos tramos específicos del entreno o competencia en donde necesitamos dar un extra ya que su efecto dura alrededor de 20 minutos.

Si te interesan los geles y quieres incluirlos en tus entrenos o competencias aquí te dejamos un vídeo en donde la bellísima Mercè Sanjuan te enseña a hacer tu propio gel energético casero con ingredientes de tu elección, de mejor calidad y más natural. 





Barritas energéticas

Las barritas contienen hidratos de carbono, proteínas y grasas, a diferencia de los anteriores las barras energéticas no sirven para hidratar, por eso se recomienda consumirlas antes o máximo durante la primera hora de ejercicio para cargarse de energía, luego de eso al ser muy sólidas ya no se digieren fácilmente. 
Son muy fáciles de llevarlas en el bolsillo y quedan perfectas para comerlas después de un entreno largo en donde no tengamos acceso a una buena comida reponiendo los niveles de glucosa y sobre todo al estar cargadas de proteínas nos pueden ayudar a reponer el desgaste en los músculos.






No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.